Cultura(s) / Invitar a alguien a casa

A1 Principiante
Compartir
Aquí le mostramos algunas reglas a seguir cuando recibimos invitados.
En su país, en su cultura, ¿es normal invitar a los amigos a casa? ¿Existen costumbres a respetar antes de entrar en casa? ¿Los invitados deben respetarlas? ¿Podemos ir a casa de los vecinos o de los amigos sin ser invitados? ¿Hay un muro pequeño, un vallado, un seto, una barrera que separa el espacio privado de la calle? ¿Pasamos la noche en la calle o en las casas?

En Francia, en Bélgica y en Suiza, las viviendas están a menudo separadas del espacio público por un muro, una barrera o por una separación vegetal. No es costumbre dejar los zapatos delante de la puerta de entrada de su propia vivienda, y todavía menos tratándose de invitados. Podemos observar no obstante que algunas familias se quitan los zapatos nada más entrar para evitar ensuciar su vivienda. No podemos obligar a los invitados a descalzarse, pero estos últimos pueden preguntar si deben o si pueden quitar sus zapatos.

Según el tiempo que hace no es siempre posible charlar con los vecinos en el exterior. Nos gusta invitar a los vecinos, amigos, familia a la casa, para tomar el aperitivo, una taza de café, una cena informal o refinada. ¡Todo depende de la edad y del presupuesto! Si no tenemos espacio suficiente, podemos invitar al restaurante, pero los restaurantes suelen ser bastante caros. El aperitivo (o el apéro) consiste en una bebida acompañada con alguna cosa para picar: cacahuetes, condimentos (olivas), verduritas crudas (tomates, rábanos), galletas saladas, etc. Se sirve tradicionalmente antes de las comidas. En Francia y Bélgica podemos también invitar a los compañeros a tomar el aperitivo. Brindamos y nos deseamos « Santé ! ». Para saber más acerca de las costumbres durante las comidas haga clic aquí.

A algunas familias les gusta recibir por sorpresa, otras prefieren invitar de una manera más formal para poder recibir correctamente a sus amigos o a su familia. El sentido de la hospitalidad es por lo tanto variable. Tanto en Francia como en Bélgica, si estamos invitados, podemos llegar un cuarto de hora más tarde de la hora anunciada por los anfitriones. En función del grado de intimidad con sus anfitriones, las personas invitadas se quedan únicamente en el salón o en el comedor o puntualmente en la cocina. Cuando estamos invitados, lo normal es llevar un regalo como flores (que ofrecemos envueltas en papel), una botella de vino, un postre o una caja de bombones. 

No podemos organizar grandes fiestas con los amigos si hacemos mucho ruido, sin antes prevenir a los vecinos amablemente. En un edificio, no podemos hacer ruido después de las 22 horas: escuchar la tv o la radio a un volumen elevado, utilizar aparatos electrodomésticos ruidosos (lavadora, lavavajillas, aspirador). No podemos tampoco hacer barbacoas en el balcón.

Ejercicios para practicar

Cultura(s): invitar a alguien

A1
4 ejercicios
Mirar • Intercultural (día a día / vivienda)